Obsequios a María | Día #14

¿Y después de Dios? ¡Nadie como María!

Hoy estaremos trabajando la virtud de la Fidelidad 

Pidámosle al Señor la gracia, por manos de Su Madre, de permanecer unidos a Su Corazón a lo largo de este día.