Obsequios a María | Día #31

¡Todo por la Inmaculada! ¡Nada sin Ella!

El día de hoy estaremos meditando el secreto de la perfección cristiana.

“No me permite callar la caridad de Cristo, para quien deseo conquistar a todos los hombres, en cuanto depende de mi voluntad” (Ca 105,1.1).